Saltar al contenido Saltar al menú de navegación

Push to open

Sin tiradores, sencillo, ideal

Basta una ligera presión en la puerta para que el empujador Push to open sitúe la puerta en una posición de apertura de fácil acceso por detrás. En función del uso, la puerta permanece en la posición final del empujador o sigue oscilando. Para cerrar la puerta basta con volver a ejercer presión sobre la puerta.